Tita Maya dedicó su vida al trabajo por la infancia, por la educación, por una humanidad más sensible y libre. Su obra estuvo cargada de canciones, libros, espectáculos y proyectos que marcaron la vida de niños y jóvenes de muchas generaciones.

Más allá de allá, -frase que nace de una de sus canciones-, es un viaje a través de su pensamiento sensible y coherente que nos hará recordar, sonreír, soñar y aprender de su mirada única del mundo. 

 

Documental | Libro | Podcast | Material educativo

EL DOCUMENTAL

Más allá de allá
Un documental de María Lucía Castrillón, Lulú Vieira y Gabriel Vieira

Una produccion de Cantoalegre y Vueltacanela

Un viaje filosófico-musical conducido por Lulú Vieira a través del recorrido por la casa de su madre Tita Maya, recientemente fallecida. Una exploración de arqueología íntima hacia la filosofía y el pensamiento de una maestra, creadora, gestora, compositora, editora, escritora… mujer visionaria que marcó la historia de la pedagogía en Colombia.

 

Screen Shot 2020-06-23 at 1.02.53 pm.png

LA PROTAGONISTA

Tita Maya murió a sus sesenta años llena de vida y de ideas transformadoras. Clara y radical, coherente hasta el último suspiro, vivió por y para liderar múltiples proyectos por una educación libre y creativa. 

Cientos de niños y jóvenes se formaron en el Colegio de Música de Medellín, creado por su madre Marta Agudelo de Maya, precursora de la educación musical en Colombia, donde Tita empezó a dar clases desde que tenía 16 años. Muchos otros han pasado por Cantoalegre, una corporación de proyectos transmedia que Tita creó hace 35 años, antes de que se popularizaran esas modalidades. Fue también pionera en herramientas y métodos para difundir su filosofía de Escuela Viva, basada en la pedagogía Waldorf y enriquecida por su permanente búsqueda de diferentes formas de educar, sus experiencias como pedagoga y sus propios desafíos y batallas personales. 

“Disfruto tanto lo que hago, que no sé cuando estoy trabajando y cuándo no”, decía para expresar el gran amor que ponía en cada proyecto que emprendía.

Realizó sus sueños a través de decenas de proyectos de diferentes tallas y presupuestos, cada vez más ambiciosos y luminosos. Trabajó siempre en coherencia con su visión de vivir y educar para ser libres y felices, basándose en el respeto de cada individuo y  en la armonía con el otro, con su entorno y con la Tierra que es la casa de todos, como dice en una de sus famosas canciones:

“Somos agua, somos aire / somos viento, somos mar / somos nubes, somos seres / con la Tierra como hogar. / Unos estamos viviendo / otros murieron ya / pero la gran mayoría / aún quedan por llegar”.

www.cantoalegre.org

Su visión sobre la educación la aplicó en su propia vida y en todo lo que hacía, pensaba y sentía. Con propósito, compromiso y perseverancia, siempre hacia lo bello, lo bueno, lo verdadero, desde lo íntimo a lo colectivo. Defendía sus propuestas y no esquivaba polémicas ideológicas y presupuestales cuando se trataba de defender el acceso al arte y la cultura de niños, jóvenes y mayores, maestros del campo y la ciudad.

Inspiró y marcó la vida de muchos niños, jóvenes, maestras, familias y  amigos.

”A trabajar pues”, fue el mensaje que dejó a quienes la consideramos nuestra maestra.

 

EL RELATO

Tras la muerte de Tita Maya en marzo del año 2020, Lulú Vieira, su única hija, visita la casa, aún intacta, de su madre. A lo largo de la visita, Lulú recorre, reconoce, descubre, organiza, deja pendiente, recuerda… nos abre la puerta de la casa de su madre, de su corazón, de su inteligencia y nos permite descubrir la filosofía, el pensamiento y la manera de conducir los proyectos de una gran maestra.

Entre Lulú y Tita hubo un vínculo de una calidad rara y única, mezcla de complicidad, respeto y admiración mutua. Lulú le enseñó a ser mamá y Tita se aplicó a educarla para ser libre y responsable de sí misma, de su entorno, del planeta. Lulú ahora va a cumplir 32 años, ha crecido, trabajado, jugado, creado y viajado con Tita, una mujer de avanzada que predicaba el cuidado del medio ambiente desde la década de los años 80, componía canciones en sus viajes y que la llevó a recorrer el mundo desde muy pequeña y le enseñó a respetar los sueños.

Para Lulú la casa de su madre es un templo, recorrerlo implica tiempo. Cada objeto tiene sentido y remite a todo lo que vivió con Tita: viajes, conciertos, libros, talleres, proyectos. Lulú reconoce en ese universo los principios y propósitos que le inculcó, su filosofía, su legado; pasa por el gozo, la tristeza, las preguntas y el asombro ante la coherencia con la que su madre habitó el mundo. La casa se convierte en un holograma que con su luz natural resalta los colores, texturas y formas que este espacio guarda en cada rincón. El piso de madera y las paredes blancas, los cristales que reflejan la luz del sol, las plantas aromáticas y los objetos cargados de historias, son el escenario para viajar a través de la vida de Tita Maya.

Screen Shot 2020-06-23 at 1.03.06 pm.png

LA FORMA

El recorrido de Lulú Vieira por la casa de su madre toma la forma de un viaje filosófico-musical por el legado de Tita Maya, recientemente fallecida. La escritura documental acompaña a Lulú en su exploración de una arqueología íntima por lugares, objetos, libros y libretas de apuntes hacia la filosofía y el pensamiento de Tita.

Los hallazgos, comentarios y recuerdos de Lulú remiten a fragmentos escogidos de los archivos de Tita (canciones, fotos, cancioneros, métodos, libros, entrevistas, cartillas, conciertos, videos, talleres y manuscritos de su madre Marta Agudelo) intervenidos por ilustraciones que le dan unidad al documental. La cámara privilegiará la luz natural, los planos secuencia, se detendrá también en muchos detalles, nos acercará al mundo de objetos preciosos y de escritos íntimos. En otros pasajes, Lulú se paseará por la casa sola, jugará con los cambios de luz por lugares precisos donde habita la ausencia. El relato estará articulado a través de los elementos agua, tierra, fuego, aire y éter, que fueron fundamentales para Tita en su vida, sus proyectos y en la toma de decisiones. Estos jugarán un papel estético muy importante, y de manera gráfica y animada irán marcando los capítulos de la historia. Cada uno de ellos, estará asociado a una etapa de la vida de Tita y serán introducidos por animaciones que aluden a su universo estético y filosófico.

Se prevén intertítulos con frases recurrentes de Tita, notas escritas con su puño y letra en pequeñas libretas: “Los sueños son la materia prima de todo proyecto” / “Los proyectos nuevos nacen de la confrontación” / “Sólo lo que emociona enseña”.

La música será fundamental para llevarnos por este viaje. Composiciones de su gran amigo Fer Franco inspiradas en los cinco elementos estarán acompañadas de canciones de Tita Maya y Marta Agudelo.

 

Conocer la vida de Tita Maya, desde lo más íntimo y profundo que representó para ella su casa, será sin duda un viaje emocionante para el público. Para quienes la conocieron, será la forma de recordar y completar la historia y para quienes no supieron de su paso por la Tierra, puede convertirse en una historia inspiradora pues, más allá de indagar solamente en su vida, nos acercaremos a conocer su maravilloso y profundo pensamiento.

“Vivir al compás del tiempo, al ritmo de la situación, en consonancia con el medio y en armonía con los demás”

- Tita Maya

LA DESPEDIDA

Así vivimos la emotiva ceremonia de despedida de Tita Maya en el Teatro Metropolitano el 7 de Marzo del 2020. Muchas personas celebrando su paso por la Tierra y agradeciendo por todo lo que nos dejó.

ACOMPÁÑANOS

Únete a la comunidad “Más allá de allá” y te tendremos informado sobre todos los detalles de este proyecto.
 

CONTÁCTANOS

Deja tu mensaje que nos encantará recibirlo. 

© 2021 by masalladealla